El viaje de la salud en la especie humana

el-estudio-de-china-3-800x491Desde sus principios la especie pre humana y sus sub especies, tales como el australopithecus, han estado predestinadas genéticamente: la manera más sencilla de explicarlo es comprender nuestro origen, nuestra evolución y nuestra condición actual; en que clase de especie nos hemos convertido, nos hemos convertido en una especie que no soporta la alimentación que contiene una química inorgánica, no soportamos los productos cárnicos ni de procedencia animal, esto se debe a que las células humanas, al igual que la genética siempre está en constante cambio. Comprender que a través de nuestros orígenes hemos adoptado una genética que se debilita y es propensa al cáncer con métodos de consumo que urgen cambiar.
A pesar de recibir fuertes críticas, de haber recibido muchísimos saboteos en mi carrera como profesor de permacultura sigue siendo mi obligación como periodista exponer lo que más precisa cambiar para que nuestra especie tenga la oportunidad de evolucionar, esto es cambiar los hábitos de alimentación, nuestra especie se ve amenazada por muchos factores, pero para tener salud es inminente que cambiemos nuestros hábitos. La salud en México y en el mundo es un letargo que no soporta más, pero ¿Qué implica cambiar nuestros hábitos? Esta pregunta es sumamente difícil de contestar en un contexto en donde los estados difuminan muerte entre sus planes de comercialización y de industrialización de la especie humana. Solo en México existen, sin temor a equivocarme millones de “tienditas” que suministran veneno, solo el estado mexicano apoya a miles de productores de carne en declive de la salud mexicana y abusando gravemente de recursos naturales; usando muchos recursos para producir poco alimento, aproximadamente 9 veces menos alimento que si usáramos dietas vegetarianas, en términos reales; si una familia tiene una hectárea y una vaca; con la vaca gasta mucha agua, unas mil veces más que los vegetales, y la familia podrá sobrevivir con una vaca por nueve meses con una falta muy grande de nutrientes: si la familia cultivara la hectárea podría comer toda la vida. Además de esta prueba que se aplica al método ecológico, el cuerpo del ser humano está diseñado para activar el cáncer a través del consumo de carne y alimentos con química inorgánica y altamente procesados. Las empresas como macdonalds, cocacola, y grandes transnacionales invierten millones en esconder la verdad, la realidad, y; el estado es cómplice de nuestro forzado atraso, nuestra forzada enfermedad, nuestra forzada decadencia. La salud es la base de toda actividad humana, si producimos chatarra contaminamos; nos enfermamos, si producimos alimentación basada en vegetales, plantas y verduras orgánicas; la especie humana podrá sobrevivir a esta bárbara decadencia impuesta por cada billón de dólares que invierte la multimillonaria cartera de la televisión en productos muerte. Todo lo que hace daño al ser humano le hace daño a la tierra y a nuestro futuro de especie humana sensible. A continuación les anexo El Estudio de China: un libro que debe cambiar nuestra historia.

¿Qué pasaría si el Estudio de China fuera el libro más difundido por la Secretaria de Salud, por televisa, tvazteca, por todas las radio difusoras y por la Secretaría de Educación en México?
La respuesta no debe permanecer en el aire, debemos actuar ya¡

El estudio de China es un libro sobre nutrición escrito por T. Colin Campbell, profesor emérito de Bioquímica Nutritiva de la Universidad Cornell, junto con su hijo Thomas M. Campbell II. Se publicó en los Estados Unidos en enero de 2005 y se editó en lengua española en el año 2012. Hoy se ha convertido en uno de los libros sobre nutrición más vendidos, alcanzando más de un millón de copias a fecha de octubre de 2013. El Estudio de China examina la relación entre el consumo de productos de origen animal (incluidos los lácteos) y una serie de enfermedades crónicas como cardiopatías isquémicas, diabetes, cáncer de mama, de próstata y colorrectal. Los autores concluyen que las personas con una dieta a base de alimentos integrales vegetales —que prescindan de los productos de origen animal, es decir, de todo tipo de carnes, pescado, huevos, leche y derivados lácteos, y que limiten la ingesta de alimentos procesados ycarbohidratos refinados— evitarán, reducirán o invertirán el desarrollo de numerosas enfermedades. También recomiendan la exposición al sol o suplementos dietéticos para mantener unos niveles adecuados de vitamina D, así como suplementos de vitamina B12 en el caso de prescindir completamente de productos de origen animal. Critican las dietas bajas en carbohidratos, como la dieta Atkins, que incluyen restricciones en el porcentaje de caloríasderivadas de los hidratos de carbono lo que produce una reducción de los beneficios de los carbohidratos complejos. Asimismo critican las aproximaciones reduccionistas en los estudios de nutrición, según las cuales determinados nutrientes son los desencadenantes de una enfermedad en lugar de estudiar los patrones de nutrición y las interacciones entre nutrientes. El libro se basa en líneas generales en los hallazgos del Proyecto China-Cornell-Oxford, un estudio efectuado durante 20 años y realizado conjuntamente por la Academia China de Medicina Preventiva, la Universidad Cornell y la Universidad de Oxford. T. Colin Campbell fue uno de los directores del estudio. Se analizaron los índices de mortalidad derivados del cáncer y de otras enfermedades crónicas, desde 1973 hasta 1975, en 65 condados rurales de China. Posteriormente, se trazó la correlación de estos datos con los obtenidos en una serie de encuestas sobre dietas y con los análisis de sangre efectuados a 100 personas en cada condado. Las investigaciones se desarrollaron en condados con una población genéticamente muy similar y en donde los individuos habían vivido y se habían alimentado del mismo modo desde hace generaciones. El estudio concluyó que en los condados con un elevado consumo de alimentos de origen animal, en 1983–1984, existían mayores probabilidades de fallecer por enfermedades “occidentales” que en los años 1973–1975. Lo contrario sucedía en los condados en donde la ingesta de productos de origen vegetal era mayor.
https://es.wikipedia.org/wiki/El_estudio_de_China
EL ESTUDIO DE CHINA, PDF.
https://permatelemaiz.wordpress.com/2015/05/27/el-estudio-de-china-el-estudio-poblacional-de-nutricion-mas-grande-hecho-en-el-mundo/
Gerardo González Miranda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s