San Cristóbal en el New York Times: denuncia que Coca Cola contamina nuestra agua y la vende

In Town With Little Water, Coca-Cola Is Everywhere. So Is Diabetes.

Image
A stream in San Cristóbal de las Casas, which residents claim is contaminated with sewage. Potable water is scarce in the town.CreditAdriana Zehbrauskas for The New York Times

By Oscar Lopez and Andrew Jacobs

  • SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS, Mexico — Maria del Carmen Abadía lives in one of Mexico’s rainiest regions, but she has running water only once every two days. When it does trickle from her tap, the water is so heavily chlorinated, she said, it’s undrinkable.

Potable water is increasingly scarce in San Cristóbal de las Casas, a picturesque mountain town in the southeastern state of Chiapas where some neighborhoods have running water just a few times a week, and many households are forced to buy extra water from tanker trucks.

So, many residents drink Coca-Cola, which is produced by a local bottling plant, can be easier to find than bottled water and is almost as cheap.

In a country that is among the world’s top consumers of sugary drinks, Chiapas is a champion: Residents of San Cristóbal and the lush highlands that envelop the city drink on average more than two liters, or more than half a gallon, of soda a day.

The effect on public health has been devastating. The mortality rate from diabetes in Chiapas increased 30 percent between 2013 and 2016, and the disease is now the second-leading cause of death in the state after heart disease, claiming more than 3,000 lives every year.

San Juan Chamula

San Cristóbal de las Casas

Chiapas

By The New York Times

“Soft drinks have always been more available than water,” said Ms. Abadía, 35, a security guard who, like her parents, has struggled with obesity and diabetes.

Vicente Vaqueiros, 33, a doctor at the clinic in San Juan Chamula, a nearby farming town, said health care workers were struggling to deal with the surge in diabetes.

“When I was a kid and used to come here, Chamula was isolated and didn’t have access to processed food,” he said. “Now, you see the kids drinking Coke and not water. Right now, diabetes is hitting the adults, but it’s going to be the kids next. It’s going to overwhelm us.”

Buffeted by the dual crises of the diabetes epidemic and the chronic water shortage, residents of San Cristóbal have identified what they believe is the singular culprit: the hulking Coca-Cola factory on the edge of town.

The plant has permits to extract more than 300,000 gallons of water a day as part of a decades-old deal with the federal government that critics say is overly favorable to the plant’s owners.

Image
Maria del Carmen Abadía, left, with son, Genaro, and her mother, Isabel. Both women have diabetes. “Soft drinks have always been more available than water,” said the younger Ms. Abadía.CreditAdriana Zehbrauskas for The New York Times

Public ire has been boiling over. In April 2017, masked protesters marched on the factory holding crosses that read “Coca-Cola kills us” and demanding that the government shut the plant down.

“When you see that institutions aren’t providing something as basic as water and sanitation, but you have this company with secure access to one of the best water sources, of course it gives you a shock,” said Fermin Reygadas, the director of Cántaro Azul, an organization that provides clean water to rural communities.

Coca-Cola executives and some outside experts say the company has been unfairly maligned for the water shortages. They blame rapid urbanization, poor planning and a lack of government investment that has allowed the city’s infrastructure to crumble.

Climate change, scientists say, has also played a role in the failure of artesian wells that sustained San Cristóbal for generations.

“It doesn’t rain like it used to,” said Jesús Carmona, a biochemist at the local Ecosur scientific research center, which is affiliated with the Mexican government. “Almost every day, day and night, it used to rain.”

Image

Mikaela Ruiz, 41 and her daughter Ana Valentina, 5. Ms. Ruiz believes carbonated soda has the power to heal the sick.CreditAdriana Zehbrauskas for The New York Times

But at a time of growing strife between Mexico and the United States, fed by President Trump’s vow to build a border wall and his threats to scrap the North American Free Trade Agreement, the increasing antipathy toward Coca-Cola has come to symbolize the frustrations that many Mexicans feel about their northern neighbor.

The plant is owned by Femsa, a food and beverage behemoth that owns the rights to bottle and sell Coca-Cola throughout Mexico and much of the rest of Latin America. Femsa is one of Mexico’s most powerful companies; a former chief executive of Coca-Cola in Mexico, Vicente Fox, was the country’s president from 2000 to 2006.

Nafta has been beneficial for Femsa, which has received hundreds of millions of dollars in foreign investment.

But in San Cristóbal, Nafta is widely viewed as an unwelcome interloper. On New Year’s Day in 1994, the day the trade pact went into effect, rebels from the Zapatista Army of National Liberation swept into San Cristóbal, declared war against the Mexican state and burned government buildings.

Although the two sides eventually signed a peace agreement, anti-globalization sentiment still simmers across the region, one of the poorest in Mexico.

Image

A family at a graduation event in San Juan Chamula, where soda anchors many ceremonies.CreditAdriana Zehbrauskas for The New York Times

“Coca-Cola is abusive, manipulative,” said Martin López López, a local activist who has helped organize boycotts and protests against the soda company. “They take our pure water, they dye it and they trick you on TV saying that it’s the spark of life. Then they take the money and go.”

Femsa executives say the plant has little impact on the city’s water supply, noting that its wells are far deeper than the surface springs that supply local residents.

“When we hear, and when we read in the news, that we’re finishing up the water, the truth is it really shocks us,” said José Ramón Martínez, a company spokesman.

The company is also an important economic force in San Cristóbal, employing about 400 people and contributing around $200 million to the state economy, Mr. Martínez said.

Critics, however, say the sweetheart deal between Femsa and the federal government doesn’t serve the city well.

Image

Maria del Carmen Abadía’s son, Juan José, at a water truck outside their home. Many households in the town are forced to buy extra water from tanker trucks.CreditAdriana Zehbrauskas for The New York Times

Laura Mebert, a social scientist at Kettering University in Michigan who has studied the conflict, says Coca-Cola pays a disproportionately small amount for its water privileges — about 10 cents per 260 gallons.

“Coca-Cola pays this money to the federal government, not the local government,” Ms. Mebert said, “while the infrastructure that serves the residents of San Cristóbal is literally crumbling.”

Among the issues facing the city is a lack of wastewater treatment, meaning that raw sewage flows directly into local waterways. Mr. Carmona, the biochemist, said San Cristóbal’s rivers were rife with E. coli and other infectious pathogens.

Last year, in an apparent effort to appease the community, Femsa began talks with local residents to build a water treatment plant that would provide clean drinking water to 500 families in the area.

But rather than easing tensions, the plan led to more protests by locals and forced the company to halt construction of the facility.

Image

A little girl drinking from a can of soda on her way out of a church in San Juan Chamula.CreditAdriana Zehbrauskas for The New York Times

“We’re not against the treatment plant,” said León Ávila, a professor at the Intercultural University of Chiapas, who led the protests. “We just want the government to fulfill its obligation to provide potable water for its citizens. How are we supposed to allow Coke to wash its sins after years of taking the water from San Cristóbal?”

Since bottles of Coca-Cola arrived here a half-century ago, the beverage has been deeply intertwined with the local culture.

In San Juan Chamula, bottled soda anchors religious ceremonies cherished by the city’s indigenous Tzotzil population.

Inside the town’s whitewashed church, tourists step gingerly across carpets of fresh pine needles as copal incense and smoke from hundreds of candles fill the air.

But the main draw here for tourists is to watch the faithful, who pray over bottles of Coke or Pepsi, and also over live chickens, some sacrificed on the spot.

Image

San Juan Chamula at dawn. In the past, “Chamula was isolated and didn’t have access to processed food,” said a doctor. “Now, you see the kids drinking Coke and not water.”CreditAdriana Zehbrauskas for The New York Times

Many Tzotzil believe carbonated soda has the power to heal the sick. Mikaela Ruiz, 41, a local resident, recalls how soda helped cure her infant daughter, who was weak from vomiting and diarrhea. The ceremony was performed by her diabetic mother, a traditional healer who has performed the soda ceremonies for more than 40 years.

But, for many in San Cristóbal, the ubiquity of cheap Coca-Cola — and the diabetes that stalks nearly every household — simply compounds their anger toward the soft drink company.

Local health advocates say aggressive marketing campaigns by Coke and Pepsi that started in the 1960s helped embed sugary soft drinks into local religious practices, which blend Catholicism with Maya rituals. For decades, the companies produced billboards in local languages, often using models in traditional Tzotzil garb.

Although Coke has since discontinued the ad campaigns, Mr. Martínez, the Femsa spokesman, described them as “a gesture of respect toward indigenous communities.”

He also rejected criticisms that the company’s beverages have had a negative impact on public health. Mexicans, he said, may have a genetic proclivity toward diabetes.

While scientific research does suggest that Mexicans of indigenous ancestry have higher rates of diabetes, local advocates say this puts even greater responsibility on multinational companies that sell products high in sugar.

“Indigenous people ate very simple food,” said Mr. López, the activist, who spent years living with rural communities as a missionary. “And when Coke arrived, their bodies weren’t ready for it.”

Ms. Abadía, the security guard, said she blamed herself for drinking so much soda. Still, with her mother’s health deteriorating, and having watched her father die from complications from diabetes, she can’t help but fear for her own well-being.

“I’m worried I’ll end up blind or without a foot or a hand,” she said. “I’m very scared.”

A version of this article appears in print on , on Page A6 of the New York edition with the headline: In Mexican Town, Soda Is Everywhere. So Is Diabetes.. Order Reprints | Today’s Paper | Subscribe
Bio Construyendo México Bio arquitectos <bioconstruyendomx@gmail.com>
para: atencion@jeronimatoledo.com,
contacto@h2o.mx,
Cámara de Diputados ,
OTP InformationDesk ,
PublicAffairs.Unit@icc-cpi.int,
contacto@radiotvycine.chiapas.gob.mx,
Radio Congreso Chiapas ,
Cencos Comunicación ,
redaccion@aristeguinoticias.com,
Desinformémonos ,
Democracy now epspañol ,
Reportero TeleSUR ,
corteidh@corteidh.or.cr,
ohhdl@dalailama.com,
correo@cndh.org.mx,
Presidencia Limeddh ,
cnnmexico@expansion.com.mx,
radiocongresochiapas@gmail.com,
TPP México Guerra sucia ,
Indignación ,
cidhdenuncias@oas.org,
mexico@unicef.org,
Centro Independiente de Noticias C I N ,
Alvaro González Pérez ,
Hermann Bellinghausen ,
Francisco Barrón ,
help@nytimes.com,
glizarraga27@yahoo.com,
participe@bbc.co.uk,
redacciondigital@elpais.es,
internacional@elpais.es,
haveyoursay@bbc.co.uk,
greenpeace.mexico@greenpeace.org,
cidhoea@oas.org,
Comisión Interamericana de Derechos Humanos ,
John Ackerman ,
Radio Zapatista ,
press@carthagegroup.com,
press@berniesanders.com,
info@rightlivelihood.org,
denuncias@derechoshumanos.net,
fernandez-vega@jornada.com.mx,
jornada@condor.dgsca.unam.mx,
chiapas@sipaz.org,
Gustavo Castro Otros Mundos AC Chiapas ,
enquiries@findhorn.org,
Rosa Barocio ,
Sharon Villines ,
Goodbye Nukes ,
fromow@servidor.unam.mx,
daniela@icanw.org,
comunicacion@congresonacionalindigena.org,
Patch Adams ,
marchforourlives@gmail.com
fecha: 15 de julio de 2018, 0:25
asunto: San Cristóbal en el New York Times: denuncia que Coca Cola contamina nuestra agua y la vende
enviado por: gmail.com
Anuncios

Documental para el Cambio permanente – Permacultura: hacia una cultura


Vivimos tiempos complejos en los que a veces parece que no hay salida, y desde luego no hay respuestas fáciles a los inmensos problemas que nos asolan. Pero es fundamental buscar un nuevo paradigma, que nos permita soñar despiertos. Y aunque parece que el margen es pequeño, si no soñamos despiertos empezamos a morirnos en vida. http://www.cambiopermanente.org/

http://www.permaculturacanadulce.org/

La economía del Agua y la economía de Paz

No es un error garrafal, es un hecho a propósito y con la intención de encarecer precios:

Que cada vez que se destruye un manantial, un humedal, parte del océano, un río o alguna fuente de agua el precio de productos altamente nocivos para la salud como coca cola y otros nocivos para el ambiente como agua embotellada suben de precio y buscan vender más y a más alto costo.

Hablando de mundiales y toda la corrupción que abarcan desde toda la tecnicidad publicitaria y mercadológica que abarcan estos eventos con  fines puramente de engaño público. Cuando fue el mundial México 86 yo vivía en aquel entonces una hermosa ciudad llamada Querétaro, en  donde hasta antes del mundial vivíamos tranquilos y en paz, pero sobre todo; todos y en todas las casas se usaba el agua de la llave para todo, se usaba para tomar, para cocinar y para trapear. El resultado del multimillonario gasto en publicidad en el mundial de México 86 fue que después del mundial todos comenzaron a comprar agua embotellada por garrafón o pequeñas botellas de pet, les puedo afirmar que las islas de basura del océano pacífico que actualmente ocupan dimensiones tan grandes como las de Chihuahua o Texas son causa de aquellos mercadólogos, publicistas, dueños de medios y televisa así como los socios de las multimillonarias que después de 32 años de aquel mundial, lo podemos clasificar como el Mundial de la basura y, para seguir hablando de mundiales… Yo fui al mundial de Francia 98, estuve afuera de dos partidos de México en las pantallas gigantes y mi recuerdo de aquel mundial es que la Sol y la Corona tenían los stands más grandes de todo el mundial, además de presentar unos stands súper machistas en los cuales a media noche algún publicista pirado repartía estampitas redondas e invitaba a las chicas de sol a ponerlos en los pezones y algunas chicas del stand de la Sol no tenían sostén y bailaban con estampitas de Sol al ritmo de la más horrible música que anunciaba ya al reggaetón.

Desde esa vez me di cuenta que los mundiales de fut bol son un gran fraude para la ecología y para el futuro de la tierra. Lo que ganan los jugadores dentro de un fraude: cómo es posible que un ignorante que le pega a un balón gane millones de pesos en dinero y un profesor de permacultura no gane nada, a esto se le llama el Gran Fraude del Capitalismo en toda su expresión, los mexicanos endiosados ven el fut bol al mismo tiempo que se cagan en los ríos, mares,  canales y lagos: Literal.

Este es uno de los principios de la economía de la guerra, engañar a la gente tiene remuneración así los aparatos de gobierno funcionan corruptos y; a través del engaño y de la ignorancia.

La economía de guerra se basa en el consumo de todo aquello que daña a la tierra y al ser humano, entonces para hablar sobre cómo crear una economía de Paz  debemos separar lo que hace daño de lo que no hace daño:

Esto es un doloroso espejo de nuestra sociedad, de nuestro país y de nuestro mundo, lo que hace daño recibe el apoyo multimillonario, y lo que es sostenible es saboteado por inercia, los ecologistas son asesinados y los futbolistas son premiados, esto es el resultado de una sociedad disfuncional, en la cual se invierten billones de dólares para que así sea…

Nuestros opositores son muy grandes y poderosos, coca-cola  se suma a un estado  sumamente corrupto, pero pienso que este tipo de esfuerzo en divulgar estas líneas que deben la paz y la razón pueden hacer reflexionar a mucha gente, no se trata de bien o mal, se trata de preservar o destruir; la tierra, nuestro mundo, nuestras relaciones, todo lo que vivimos día a día, está directamente relacionado con el agua y, en la medida que los habitantes de nuestra zona reflexionen y recapaciten sobre el uso del agua y un consumo responsable evitando productos que contaminan,  poco a poco se irá restaurando los mantos acuíferos y los ríos, pero lo más sorprendente de todo es que al restaurar mantos acuíferos, lagos, ríos, canales, también crece nuestra riqueza, crece culturalmente nuestra sociedad, intelectualmente y… Amorosamente.

Para Revista Corazón de la Tierra, tele-maíz y la Voz Disidente.

Gerardo González Miranda

Les comparto artículos imprescindibles que acompañan a este:

Ciudad de México, al borde de una crisis por el agua

https://permatelemaiz.wordpress.com/

Isla de plástico en el Pacífico Norte, del tamaño de Coahuila o Chihuahua

https://telefrenacalentamiento.wordpress.com/

Foto: https://desinformemonos.org/isla-plastico-pacifico-norte-del-tamano-coahuila-chihuahua/

Bio Construyendo México Bio arquitectos<bioconstruyendomx@gmail.com>
para: minerva.hernandez@congreso.gob.mx,
luis.hernandez@congreso.gob.mx,
lillian.zepahua@congreso.gob.mx,
karen.ramirez@congreso.gob.mx,
edgar.romo@congreso.gob.mx,
veronica.delgadillo@congreso.gob.mx,
montserrat.arcos@congreso.gob.mx,
samuel.chacon@congreso.gob.mx,
ignacio.pichardo@congreso.gob.mx,
lorenzo.rivera@congreso.gob.mx,
alma.arzaluz@congreso.gob.mx,
evelio.plata@congreso.gob.mx,
kathia.bolio@congreso.gob.mx,
rocio.rebollo@congreso.gob.mx,
emma.aleman@congreso.gob.mx,
angie.hauffen@congreso.gob.mx,
german.ralis@congreso.gob.mx,
enrique.zamora@congreso.gob.mx,
lilia.garcia@congreso.gob.mx,
sergio.lopez@congreso.gob.mx,
sandra.falcon@congreso.gob.mx,
hector.barrera@congreso.gob.mx,
jose.salas@congreso.gob.mx,
jose.saenz@congreso.gob.mx,
hector.cristopulos@congreso.gob.mx,
emilio.salazar@congreso.gob.mx,
miguel.salim@congreso.gob.mx,
karina.baron@congreso.gob.mx,
eukid.castanon@congreso.gob.mx,
olga.catalan@congreso.gob.mx,
abdies.pineda@congreso.gob.mx,
marco.gama@congreso.gob.mx,
xitlalic.ceja@congreso.gob.mx,
leonardo.amador@congreso.gob.mx,
araceli.madrigal@congreso.gob.mx,
adriana.ortiz@congreso.gob.mx,
luis.rodriguez@congreso.gob.mx,
alberto.silva@congreso.gob.mx,
federico.vargas@congreso.gob.mx,
maria.castelan@congreso.gob.mx,
rosalina.mazari@congreso.gob.mx,
wenceslao.martinez@congreso.gob.mx,
daniel.ordonez@congreso.gob.mx,
francisco.escobedo@congreso.gob.mx,
victor.silva@congreso.gob.mx,
ricardo.taja@congreso.gob.mx,
exaltacion.gonzalez@congreso.gob.mx,
liborio.vidal@congreso.gob.mx,
agarcia.yanez@congreso.gob.mx,
enrique.rojas@congreso.gob.mx,
juan.blanco@congreso.gob.mx,
tania.arguijo@congreso.gob.mx,
herminio.corral@congreso.gob.mx,
angel.alanis@congreso.gob.mx,
ana.carrera@congreso.gob.mx,
ivonne.ortega@congreso.gob.mx,
charbel.estefan@congreso.gob.mx,
tristan.canales@congreso.gob.mx,
julian.nazar@congreso.gob.mx,
martha.tamayo@congreso.gob.mx,
omar.ortega@congreso.gob.mx,
erika.briones@congreso.gob.mx,
genoveva.huerta@congreso.gob.mx,
karina.padilla@congreso.gob.mx,
carlos.gutierrez@congreso.gob.mx,
dsanchez.isidoro@congreso.gob.mx,
ulises.ramirez@congreso.gob.mx,
gina.cruz@congreso.gob.mx,
hugo.flores@congreso.gob.mx,
amartinez.urincho@congreso.gob.mx,
maricela.contreras@congreso.gob.mx,
jose.cordova@congreso.gob.mx,
sharon.cuenca@congreso.gob.mx,
melissa.torres@congreso.gob.mx,
maria.botello@congreso.gob.mx,
virgilio.mendoza@congreso.gob.mx,
maximo.garcia@congreso.gob.mx,
alfredo.rodriguez@congreso.gob.mx,
claudia.corichi@congreso.gob.mx,
adriana.terrazas@congreso.gob.mx,
oscar.valencia@congreso.gob.mx,
francisco.santillan@congreso.gob.mx,
rene.cervera@congreso.gob.mx,
martha.covarrubias@congreso.gob.mx,
maria.oyervides@congreso.gob.mx,
jjesus.zuniga@congreso.gob.mx,
marbella.toledo@congreso.gob.mx,
rramirez.nieto@congreso.gob.mx,
leygolpista@gmail.com,
patricia.garcia@congreso.gob.mx,
hersilia.cordova@congreso.gob.mx,
mayra.enriquez@congreso.gob.mx,
rocio.matesanz@congreso.gob.mx,
matias.nazario@congreso.gob.mx,
claudia.sanchez@congreso.gob.mx,
eloisa.chavarrias@congreso.gob.mx,
pedro.salazar@congreso.gob.mx,
juan.rubio@congreso.gob.mx,
leonel.cordero@congreso.gob.mx,
julieta.fernandez@congreso.gob.mx,
ingrid.schemelensky@congreso.gob.mx,
rodrigo.abdala@congreso.gob.mx,
benjamin.medrano@congreso.gob.mx,
maria.valdes@congreso.gob.mx,
maria.ocampo@congreso.gob.mx,
carlos.delafuente@congreso.gob.mx,
david.mercado@congreso.gob.mx,
laura.barrientos@congreso.gob.mx,
hugo.gaeta@congreso.gob.mx,
carlos.quinto@congreso.gob.mx,
blanca.cuata@congreso.gob.mx,
manuel.vallejo@congreso.gob.mx,
raul.dominguez@congreso.gob.mx,
maria.quinones@congreso.gob.mx,
candido.coheto@congreso.gob.mx,
ricardo.barrientos@congreso.gob.mx,
esthela.ponce@congreso.gob.mx,
marco.garcia@congreso.gob.mx,
edgar.castillo@congreso.gob.mx,
francisco.sheffield@congreso.gob.mx,
pedro.noble@congreso.gob.mx,
rocio.diaz@congreso.gob.mx,
marisol.vargas@congreso.gob.mx,
pablo.elizondo@congreso.gob.mx,
pablo.bedolla@congreso.gob.mx,
macedonio.tamez@congreso.gob.mx,
martha.jimenez@congreso.gob.mx,
federico.doring@congreso.gob.mx,
edith.villa@congreso.gob.mx,
eva.cruz@congreso.gob.mx,
virgilio.caballero@congreso.gob.mx,
maria.chavez@congreso.gob.mx,
maria.beltran@congreso.gob.mx,
cecilia.romero@congreso.gob.mx,
carlos.bello@congreso.gob.mx,
pablo.basanez@congreso.gob.mx,
hernan.orantes@congreso.gob.mx,
erika.rodriguez@congreso.gob.mx,
carmen.salinas@congreso.gob.mx,
mariana.trejo@congreso.gob.mx,
cristina.sanchez@congreso.gob.mx,
gretel.culin@congreso.gob.mx,
gloria.felix@congreso.gob.mx,
timoteo.villa@congreso.gob.mx,
susana.corella@congreso.gob.mx,
rafael.yerena@congreso.gob.mx,
rafael.valenzuela@congreso.gob.mx,
gerardo.salas@congreso.gob.mx,
ximena.tamariz@congreso.gob.mx,
araceli.saucedo@congreso.gob.mx,
teresa.lizarraga@congreso.gob.mx,
roman.cortes@congreso.gob.mx,
jose.couttolenc@congreso.gob.mx,
alma.viggiano@congreso.gob.mx,
edith.martinez@congreso.gob.mx,
olga.esquivel@congreso.gob.mx,
sergio.gomez@congreso.gob.mx,
victormanuel.sanchez@congreso.gob.mx,
felipefelipereyes63@congreso.gob.mx,
maria.scherman@congreso.gob.mx,
oscar.garcia@congreso.gob.mx,
jorge.davila@congreso.gob.mx,
victoria.mercado@congreso.gob.mx,
laura.esquivel@congreso.gob.mx,
jose.cortes@congreso.gob.mx,
hugo.alejo@congreso.gob.mx,
salomon.rosales@congreso.gob.mx,
georgina.trujillo@congreso.gob.mx,
salomon.majul@congreso.gob.mx,
luz.paniagua@congreso.gob.mx,
ramon.villagomez@congreso.gob.mx,
santiago.torreblanca@congreso.gob.mx,
aanaya.orozco@congreso.gob.mx,
pedro.coronado@congreso.gob.mx,
carlos.barragan@congreso.gob.mx,
adan.perez@congreso.gob.mx,
jose.ferreiro@congreso.gob.mx,
virgilio.mendez@congreso.gob.mx,
maria.ochoa@congreso.gob.mx,
dora.real@congreso.gob.mx,
apolinar.casillas@congreso.gob.mx,
mariana.benitez@congreso.gob.mx,
juan.cavazos@congreso.gob.mx,
luisa.sanchez@congreso.gob.mx,
adrian.gonzalez@congreso.gob.mx,
manuel.clouthier@congreso.gob.mx,
carmen.campa@congreso.gob.mx,
rosalinda.munoz@congreso.gob.mx,
everardo.lopez@congreso.gob.mx,
alfredo.delmazo@congreso.gob.mx,
hector.peralta@congreso.gob.mx,
baltazar.martinez@congreso.gob.mx,
lorena.alfaro@congreso.gob.mx,
renato.molina@congreso.gob.mx,
maria.maya@congreso.gob.mx,
adriana.elizarraraz@congreso.gob.mx,
juan.ruiz@congreso.gob.mx,
pgarza.trevino@congreso.gob.mx,
jesus.lopez@congreso.gob.mx,
ksanchez.ruiz@congreso.gob.mx,
jose.estefan@congreso.gob.mx,
maria.sandoval@congreso.gob.mx,
brenda.borunda@congreso.gob.mx,
mariadelosangeles.rodriguez@congreso.gob.mx,
jose.barraza@congreso.gob.mx,
rosario.rodriguez@congreso.gob.mx,
sylvana.beltrones@congreso.gob.mx,
nelly.marquez@congreso.gob.mx,
juan.pina@congreso.gob.mx,
edgardo.melhem@congreso.gob.mx,
erandi.bermudez@congreso.gob.mx,
silvia.rivera@congreso.gob.mx,
elva.valles@congreso.gob.mx,
juan.melendez@congreso.gob.mx,
mbartlett@senado.gob.mx
Cc: contacto@h2o.mx,
Cámara de Diputados <redes.sociales@congreso.gob.mx>,
OTP InformationDesk <otp.informationdesk@icc-cpi.int>,
PublicAffairs.Unit@icc-cpi.int,
contacto@radiotvycine.chiapas.gob.mx,
Radio Congreso Chiapas <radiocongreso@congresochiapas.gob.mx>,
Cencos Comunicación <comunicacion@cencos.org>,
redaccion@aristeguinoticias.com,
Desinformémonos <desinformemonos@gmail.com>,
Democracy now epspañol <spanish@democracynow.org>,
Reportero TeleSUR <webtelesur@telesurtv.net>,
corteidh@corteidh.or.cr,
ohhdl@dalailama.com,
correo@cndh.org.mx,
Presidencia Limeddh <presidencia.limeddh@gmail.com>,
cnnmexico@expansion.com.mx,
radiocongresochiapas@gmail.com,
TPP México Guerra sucia <tpp.guerrasucia.mx@gmail.com>,
Indignación <marthacapetillo@indignacion.org>,
cidhdenuncias@oas.org,
mexico@unicef.org,
Centro Independiente de Noticias C I N <cinoticias@gmail.com>,
Alvaro González Pérez <gopa46@hotmail.com>,
Hermann Bellinghausen <remo@laneta.apc.org>,
Francisco Barrón <cencos@cencos.org>,
help@nytimes.com,
glizarraga27@yahoo.com,
participe@bbc.co.uk,
redacciondigital@elpais.es,
internacional@elpais.es,
haveyoursay@bbc.co.uk,
greenpeace.mexico@greenpeace.org,
cidhoea@oas.org,
Comisión Interamericana de Derechos Humanos <cidh-prensa@oas.org>,
John Ackerman <johnackblog@gmail.com>,
Radio Zapatista <radiozapatista@gmail.com>,
press@carthagegroup.com,
press@berniesanders.com,
info@rightlivelihood.org,
denuncias@derechoshumanos.net,
fernandez-vega@jornada.com.mx,
jornada@condor.dgsca.unam.mx,
chiapas@sipaz.org,
Gustavo Castro Otros Mundos AC Chiapas <guscastro@otrosmundoschiapas.org>,
enquiries@findhorn.org,
Rosa Barocio <admin@rosabarocio.com>,
Sharon Villines <contact@sociocracy.info>,
Goodbye Nukes <info@icanw.org>,
fromow@servidor.unam.mx,
daniela@icanw.org,
comunicacion@congresonacionalindigena.org,
Patch Adams <gesundheitinstitute@patchadams.org>,
marchforourlives@gmail.com
fecha: 17 de junio de 2018, 13:17
asunto: La economía del Agua y la economía de Paz
enviado por: gmail.com

Ensayo sobre la educación en México

Hace tiempo leí en la revista del Colegio de la Frontera Sur que el promedio de jóvenes graduados en los estados del sur de México estaba por debajo del dos por ciento solo Campeche superaba esta cifra por décimas de punto porcentual.
La precariedad mexicana se refleja en la escasa educación y en el  muy difícil acceso a una educación con calidad.

ANA FRANK EN LA ESCUELA MONTESSORI DE AMSTERDAM

ANA FRANK ESCUELA MONTESSORI

Ana Frank, (en el medio, al fondo, vestida con un vestido blanco) en el 6º curso de la Escuela Montessori en Ámsterdam.

La educación está sumamente relacionada con financiamiento universitario para nuevos proyectos de investigación proporcionando becas a estudiantes para el impuso de modelos científicos que estudian la naturaleza y mejoran el nivel de vida de la sociedad.
Uno de los ejemplos más emblemáticos en la historia humana es la incursión de Ana Frank en una escuela Montessori, esto es una muestra de que una educación apropiada forma seres humanos capaces de trascender en la historia, y este problema parece ser el causante de las desgracias en México, la educación actual no puede ser considerada educación, precisamente María Montessori fue la que le dijo a
Benito Mussolini que sus alumnos no podrían estar uniformados.

Aparentemente para que todos los jóvenes tengan acceso a la graduación universitaria necesitamos implementar el presupuesto de la educación universitaria unas 50 veces más del que tenemos en este momento, osea; el presupuesto actual multiplicado por 50, sin embargo existen tres factores más que se deben tomar en cuanta, el primero es que en este momento es muy difícil ser estudiante universitario aún más cuando el amor por la ciencia supera la falta de empleos existentes, el segundo es que los estudiantes deben recibir apoyos económicos para impulsar el desarrollo científico según las necesidades dela sociedad y en este momento son contados los alumnos que tienen recursos para la creación de nuevos proyectos útiles para la sociedad como por ejemplo: estufas eléctricas que funcionen con electricidad solar, esto ayudaría a la economía de la gente ya que esta energía permanente y  gratuita y no sería más necesario el combustible fósil . Y el tercer factor es que la educación primaria, secundaria y bachillerato en México tiene un altísimo grado de deserción  de estudiantil, solo aquí en el estado mexicano de Chiapas; menos de la mitad de estudiantes que entran en primero de primaria terminan la preparatoria o el bachillerato, esto habla de una malformación en el sistema educativo mexicano actual, el cual no obedece los patrones de la inteligencia humana, más bien obedece a la necesidad de doblegar y manipular el pensamiento humano en perjuicio de la evolución humana favoreciendo a un sistema precisamente de ultra derecha el cual busca a toda costa perpetuar el poder económico y colonial.

Comparto una serie de documentales relevantes en cuanto a la calidad de educación, pero sobretodo por la urgencia de educar para la paz, que es la única manera de establecer una civilización humana.

Una civilización humana basa su continuidad en el pensamiento y en la presencia de su historia, las armas no son el camino, el camino son los libros, el camino es re encontrarnos con la naturaleza del bebé humano y la necesidad de educar con ternura, con alimentación sustentable, con felicidad, con alegría, nada de lo que nos ofrece hoy este sistema de ultra derecha.

¿Qué necesitamos en México para poder regresar nuestro futuro a nuestros hijos e hijas?

Necesitamos medios de divulgación científica, necesitamos crear mentes humanas naturales consientes de la naturaleza y de la historia natural, necesitamos mas Marías Montessoris y más Anas Frank pero con vida…

Gerardo González Miranda

Enseñanza de permacultura
La Educación Prohibida – Película Completa HD

El Primer Grito (Le Premier Cri) Subtitulado Completo

El Dolor y la Esperanza [Documental completo]

Corazón Del Tiempo Película Completa EZLN

Tierra, pelicula de nuestro planeta. Documental

HOME
.

Bio Construyendo México Bio arquitectos<bioconstruyendomx@gmail.com>
para: minerva.hernandez@congreso.gob.mx,
luis.hernandez@congreso.gob.mx,
lillian.zepahua@congreso.gob.mx,
karen.ramirez@congreso.gob.mx,
edgar.romo@congreso.gob.mx,
veronica.delgadillo@congreso.gob.mx,
montserrat.arcos@congreso.gob.mx,
samuel.chacon@congreso.gob.mx,
ignacio.pichardo@congreso.gob.mx,
lorenzo.rivera@congreso.gob.mx,
alma.arzaluz@congreso.gob.mx,
evelio.plata@congreso.gob.mx,
kathia.bolio@congreso.gob.mx,
rocio.rebollo@congreso.gob.mx,
emma.aleman@congreso.gob.mx,
angie.hauffen@congreso.gob.mx,
german.ralis@congreso.gob.mx,
enrique.zamora@congreso.gob.mx,
lilia.garcia@congreso.gob.mx,
sergio.lopez@congreso.gob.mx,
sandra.falcon@congreso.gob.mx,
hector.barrera@congreso.gob.mx,
jose.salas@congreso.gob.mx,
jose.saenz@congreso.gob.mx,
hector.cristopulos@congreso.gob.mx,
emilio.salazar@congreso.gob.mx,
miguel.salim@congreso.gob.mx,
karina.baron@congreso.gob.mx,
eukid.castanon@congreso.gob.mx,
olga.catalan@congreso.gob.mx,
abdies.pineda@congreso.gob.mx,
marco.gama@congreso.gob.mx,
xitlalic.ceja@congreso.gob.mx,
leonardo.amador@congreso.gob.mx,
araceli.madrigal@congreso.gob.mx,
adriana.ortiz@congreso.gob.mx,
luis.rodriguez@congreso.gob.mx,
alberto.silva@congreso.gob.mx,
federico.vargas@congreso.gob.mx,
maria.castelan@congreso.gob.mx,
rosalina.mazari@congreso.gob.mx,
wenceslao.martinez@congreso.gob.mx,
daniel.ordonez@congreso.gob.mx,
francisco.escobedo@congreso.gob.mx,
victor.silva@congreso.gob.mx,
ricardo.taja@congreso.gob.mx,
exaltacion.gonzalez@congreso.gob.mx,
liborio.vidal@congreso.gob.mx,
agarcia.yanez@congreso.gob.mx,
enrique.rojas@congreso.gob.mx,
juan.blanco@congreso.gob.mx,
tania.arguijo@congreso.gob.mx,
herminio.corral@congreso.gob.mx,
angel.alanis@congreso.gob.mx,
ana.carrera@congreso.gob.mx,
ivonne.ortega@congreso.gob.mx,
charbel.estefan@congreso.gob.mx,
tristan.canales@congreso.gob.mx,
julian.nazar@congreso.gob.mx,
martha.tamayo@congreso.gob.mx,
omar.ortega@congreso.gob.mx,
erika.briones@congreso.gob.mx,
genoveva.huerta@congreso.gob.mx,
karina.padilla@congreso.gob.mx,
carlos.gutierrez@congreso.gob.mx,
dsanchez.isidoro@congreso.gob.mx,
ulises.ramirez@congreso.gob.mx,
gina.cruz@congreso.gob.mx,
hugo.flores@congreso.gob.mx,
amartinez.urincho@congreso.gob.mx,
maricela.contreras@congreso.gob.mx,
jose.cordova@congreso.gob.mx,
sharon.cuenca@congreso.gob.mx,
melissa.torres@congreso.gob.mx,
maria.botello@congreso.gob.mx,
virgilio.mendoza@congreso.gob.mx,
maximo.garcia@congreso.gob.mx,
alfredo.rodriguez@congreso.gob.mx,
claudia.corichi@congreso.gob.mx,
adriana.terrazas@congreso.gob.mx,
oscar.valencia@congreso.gob.mx,
francisco.santillan@congreso.gob.mx,
rene.cervera@congreso.gob.mx,
martha.covarrubias@congreso.gob.mx,
maria.oyervides@congreso.gob.mx,
jjesus.zuniga@congreso.gob.mx,
marbella.toledo@congreso.gob.mx,
rramirez.nieto@congreso.gob.mx,
leygolpista@gmail.com,
patricia.garcia@congreso.gob.mx,
hersilia.cordova@congreso.gob.mx,
mayra.enriquez@congreso.gob.mx,
rocio.matesanz@congreso.gob.mx,
matias.nazario@congreso.gob.mx,
claudia.sanchez@congreso.gob.mx,
eloisa.chavarrias@congreso.gob.mx,
pedro.salazar@congreso.gob.mx,
juan.rubio@congreso.gob.mx,
leonel.cordero@congreso.gob.mx,
julieta.fernandez@congreso.gob.mx,
ingrid.schemelensky@congreso.gob.mx,
rodrigo.abdala@congreso.gob.mx,
benjamin.medrano@congreso.gob.mx,
maria.valdes@congreso.gob.mx,
maria.ocampo@congreso.gob.mx,
carlos.delafuente@congreso.gob.mx,
david.mercado@congreso.gob.mx,
laura.barrientos@congreso.gob.mx,
hugo.gaeta@congreso.gob.mx,
carlos.quinto@congreso.gob.mx,
blanca.cuata@congreso.gob.mx,
manuel.vallejo@congreso.gob.mx,
raul.dominguez@congreso.gob.mx,
maria.quinones@congreso.gob.mx,
candido.coheto@congreso.gob.mx,
ricardo.barrientos@congreso.gob.mx,
esthela.ponce@congreso.gob.mx,
marco.garcia@congreso.gob.mx,
edgar.castillo@congreso.gob.mx,
francisco.sheffield@congreso.gob.mx,
pedro.noble@congreso.gob.mx,
rocio.diaz@congreso.gob.mx,
marisol.vargas@congreso.gob.mx,
pablo.elizondo@congreso.gob.mx,
pablo.bedolla@congreso.gob.mx,
macedonio.tamez@congreso.gob.mx,
martha.jimenez@congreso.gob.mx,
federico.doring@congreso.gob.mx,
edith.villa@congreso.gob.mx,
eva.cruz@congreso.gob.mx,
virgilio.caballero@congreso.gob.mx,
maria.chavez@congreso.gob.mx,
maria.beltran@congreso.gob.mx,
cecilia.romero@congreso.gob.mx,
carlos.bello@congreso.gob.mx,
pablo.basanez@congreso.gob.mx,
hernan.orantes@congreso.gob.mx,
erika.rodriguez@congreso.gob.mx,
carmen.salinas@congreso.gob.mx,
mariana.trejo@congreso.gob.mx,
cristina.sanchez@congreso.gob.mx,
gretel.culin@congreso.gob.mx,
gloria.felix@congreso.gob.mx,
timoteo.villa@congreso.gob.mx,
susana.corella@congreso.gob.mx,
rafael.yerena@congreso.gob.mx,
rafael.valenzuela@congreso.gob.mx,
gerardo.salas@congreso.gob.mx,
ximena.tamariz@congreso.gob.mx,
araceli.saucedo@congreso.gob.mx,
teresa.lizarraga@congreso.gob.mx,
roman.cortes@congreso.gob.mx,
jose.couttolenc@congreso.gob.mx,
alma.viggiano@congreso.gob.mx,
edith.martinez@congreso.gob.mx,
olga.esquivel@congreso.gob.mx,
sergio.gomez@congreso.gob.mx,
victormanuel.sanchez@congreso.gob.mx,
felipefelipereyes63@congreso.gob.mx,
maria.scherman@congreso.gob.mx,
oscar.garcia@congreso.gob.mx,
jorge.davila@congreso.gob.mx,
victoria.mercado@congreso.gob.mx,
laura.esquivel@congreso.gob.mx,
jose.cortes@congreso.gob.mx,
hugo.alejo@congreso.gob.mx,
salomon.rosales@congreso.gob.mx,
georgina.trujillo@congreso.gob.mx,
salomon.majul@congreso.gob.mx,
luz.paniagua@congreso.gob.mx,
ramon.villagomez@congreso.gob.mx,
santiago.torreblanca@congreso.gob.mx,
aanaya.orozco@congreso.gob.mx,
pedro.coronado@congreso.gob.mx,
carlos.barragan@congreso.gob.mx,
adan.perez@congreso.gob.mx,
jose.ferreiro@congreso.gob.mx,
virgilio.mendez@congreso.gob.mx,
maria.ochoa@congreso.gob.mx,
dora.real@congreso.gob.mx,
apolinar.casillas@congreso.gob.mx,
mariana.benitez@congreso.gob.mx,
juan.cavazos@congreso.gob.mx,
luisa.sanchez@congreso.gob.mx,
adrian.gonzalez@congreso.gob.mx,
manuel.clouthier@congreso.gob.mx,
carmen.campa@congreso.gob.mx,
rosalinda.munoz@congreso.gob.mx,
everardo.lopez@congreso.gob.mx,
alfredo.delmazo@congreso.gob.mx,
hector.peralta@congreso.gob.mx,
baltazar.martinez@congreso.gob.mx,
lorena.alfaro@congreso.gob.mx,
renato.molina@congreso.gob.mx,
maria.maya@congreso.gob.mx,
adriana.elizarraraz@congreso.gob.mx,
juan.ruiz@congreso.gob.mx,
pgarza.trevino@congreso.gob.mx,
jesus.lopez@congreso.gob.mx,
ksanchez.ruiz@congreso.gob.mx,
jose.estefan@congreso.gob.mx,
maria.sandoval@congreso.gob.mx,
brenda.borunda@congreso.gob.mx,
mariadelosangeles.rodriguez@congreso.gob.mx,
jose.barraza@congreso.gob.mx,
rosario.rodriguez@congreso.gob.mx,
sylvana.beltrones@congreso.gob.mx,
nelly.marquez@congreso.gob.mx,
juan.pina@congreso.gob.mx,
edgardo.melhem@congreso.gob.mx,
erandi.bermudez@congreso.gob.mx,
silvia.rivera@congreso.gob.mx,
elva.valles@congreso.gob.mx,
juan.melendez@congreso.gob.mx
Cc: Cámara de Diputados <redes.sociales@congreso.gob.mx>,
OTP InformationDesk <otp.informationdesk@icc-cpi.int>,
PublicAffairs.Unit@icc-cpi.int,
contacto@radiotvycine.chiapas.gob.mx,
Radio Congreso Chiapas <radiocongreso@congresochiapas.gob.mx>,
Cencos Comunicación <comunicacion@cencos.org>,
redaccion@aristeguinoticias.com,
Desinformémonos <desinformemonos@gmail.com>,
Democracy now epspañol <spanish@democracynow.org>,
Reportero TeleSUR <webtelesur@telesurtv.net>,
corteidh@corteidh.or.cr,
ohhdl@dalailama.com,
correo@cndh.org.mx,
Presidencia Limeddh <presidencia.limeddh@gmail.com>,
cnnmexico@expansion.com.mx,
radiocongresochiapas@gmail.com,
TPP México Guerra sucia <tpp.guerrasucia.mx@gmail.com>,
Indignación <marthacapetillo@indignacion.org>,
cidhdenuncias@oas.org,
mexico@unicef.org,
Centro Independiente de Noticias C I N <cinoticias@gmail.com>,
Alvaro González Pérez <gopa46@hotmail.com>,
Hermann Bellinghausen <remo@laneta.apc.org>,
Francisco Barrón <cencos@cencos.org>,
help@nytimes.com,
glizarraga27@yahoo.com,
participe@bbc.co.uk,
redacciondigital@elpais.es,
internacional@elpais.es,
haveyoursay@bbc.co.uk,
greenpeace.mexico@greenpeace.org,
cidhoea@oas.org,
Comisión Interamericana de Derechos Humanos <cidh-prensa@oas.org>,
John Ackerman <johnackblog@gmail.com>,
Radio Zapatista <radiozapatista@gmail.com>,
press@carthagegroup.com,
press@berniesanders.com,
info@rightlivelihood.org,
denuncias@derechoshumanos.net,
fernandez-vega@jornada.com.mx,
jornada@condor.dgsca.unam.mx,
chiapas@sipaz.org,
Gustavo Castro Otros Mundos AC Chiapas <guscastro@otrosmundoschiapas.org>,
enquiries@findhorn.org,
Rosa Barocio <admin@rosabarocio.com>,
Sharon Villines <contact@sociocracy.info>,
Goodbye Nukes <info@icanw.org>,
fromow@servidor.unam.mx,
daniela@icanw.org,
comunicacion@congresonacionalindigena.org
fecha: 27 de noviembre de 2017, 11:19
asunto: Ensayo sobre la educación en México
enviado por: gmail.com

El Dolor y la Esperanza;Documental que relata los primeros días del sismo y la sospechosa incapacidad del gobierno para reaccionar a favor de la gente

En México desde hace décadas sufrimos la corrupción, la doble moral y el dolor de pérdidas humanas que se pueden evitar con fórmulas sociales correctas y aplicadas, sin embargo los gobernantes siempre han optado por los métodos de dolor y perjuicio de la población, tal es el caso del expresidente Calderón y su guerra contra el narco que dejó un saldo de daños colaterales de más de 150 mil personas muertas, entre ellos más de 5 mil niños y niñas.
Ahora, esta nueva administración agudiza la violencia contra la población de una manera sumamente disimulada por el motor más grande de información en México, cuales televisa y tvazteca, en este orden.
En los últimos años, sobre todo en esta última administración se percibe una complicidad aterradora entre el estado y el crímen organizado, incluyendo la desaparición de 43 normalistas en el estado mexicano de Guerrero, cada explicación oficial era incriminadora y es actualmente inclonclusa, llena de defectos de forma y fondo, lo cual hace creer con cordura que el estado tiene complicidad con esta dolorosa desaparición de los normalistas.
Este documental a continuación relata los hechos más sobresalientes después del sismo del 19 de septiembre en la Ciudad de México, el como las fuerzas del “orden público” no sirven para rescatar gente sino para oprimirla y amenazarla, tal es el caso de los granaderos: Si escuchó usted bien, granaderos impidiendo rescate después del sismo, también es el caso de la Secretaría de Marina mentirosa, cuando televisa crea un reality show basado en en una niña ficticia atrapada en los escombros de una escuela, en resumen:
Cada vez es mas clara y siniestra la complicidad del estado mexicano con los asesinatos y desapariciones en nuestro suelo, cada vez mas es mas claro que la Corte Penal Internacional y la Suprema Corte de Justicia de la Nación en México solo están de adorno en las páginas e instalaciones, por que de nada sirve tener supuestas autoridades  de justicia internacionales y nacionales en México cuando predomina la injusticia, la corrupción, la impunidad, la doble moral, el racismo y la descriminación, el maltrato a la gente y al medio ambiente, los medios oficialistas en México son como lo dice una persona en este documental: Una mafia, son una bola de mafiosos, y esto se es una realidad, no lo que demagógicamente comenta televisa o tvazteca, en sus canales en México, necesitamos mas medios responsables, urge re establecer la honestidad y verdadera transparencia, la única solución a corto alcance es la renuncia de EPN y resolver los problemas de la nación a través de las voces mexicanas que amamos una vida en paz y tranquilidad, sería democracia profunda o sociocracia, pero el caso es que los ciudadanos merecemos Ya¡ el poder de cambiar nuestro destino, tener el poder de crear un estado pro paz y en contra del arsenal nuclear, un estado que gobierne a través de las necesidades de los millones de niños y niñas que hoy viven en extrema pobreza y precariedad, un estrado mexicano que gobierne conforme a los padres y madres queremos y necesitamos.
Gerardo González Miranda
TeleMaíz – Revista Corazón de la Tierra
El Dolor y la Esperanza [Documental completo]
Documental coproducido por Canal Seis de Julio y La Jornada, sobre los primeros días del sismo 19/S.
Con la opinión de la periodista Blanche Petrich, el también periodista Enrique Méndez y el Mtro. Ingeniería-Mecánica de Suelos Ricardo Rodríguez.
Este documental fue realizado sin fines de lucro.
.

Bio Construyendo México Bio arquitectos<bioconstruyendomx@gmail.com>
para: Cámara de Diputados <redes.sociales@congreso.gob.mx>,
OTP InformationDesk <otp.informationdesk@icc-cpi.int>,
PublicAffairs.Unit@icc-cpi.int
Cc: contacto@radiotvycine.chiapas.gob.mx,
Radio Congreso Chiapas <radiocongreso@congresochiapas.gob.mx>,
Cencos Comunicación <comunicacion@cencos.org>,
redaccion@aristeguinoticias.com,
Desinformémonos <desinformemonos@gmail.com>,
Democracy now epspañol <spanish@democracynow.org>,
Reportero TeleSUR <webtelesur@telesurtv.net>,
corteidh@corteidh.or.cr,
ohhdl@dalailama.com,
correo@cndh.org.mx,
Presidencia Limeddh <presidencia.limeddh@gmail.com>,
cnnmexico@expansion.com.mx,
radiocongresochiapas@gmail.com,
TPP México Guerra sucia <tpp.guerrasucia.mx@gmail.com>,
Indignación <marthacapetillo@indignacion.org>,
cidhdenuncias@oas.org,
mexico@unicef.org,
Centro Independiente de Noticias C I N <cinoticias@gmail.com>,
Alvaro González Pérez <gopa46@hotmail.com>,
Hermann Bellinghausen <remo@laneta.apc.org>,
Francisco Barrón <cencos@cencos.org>,
help@nytimes.com,
glizarraga27@yahoo.com,
participe@bbc.co.uk,
redacciondigital@elpais.es,
internacional@elpais.es,
haveyoursay@bbc.co.uk,
greenpeace.mexico@greenpeace.org,
cidhoea@oas.org,
Comisión Interamericana de Derechos Humanos <cidh-prensa@oas.org>,
John Ackerman <johnackblog@gmail.com>,
Radio Zapatista <radiozapatista@gmail.com>,
press@carthagegroup.com,
press@berniesanders.com,
info@rightlivelihood.org,
denuncias@derechoshumanos.net,
fernandez-vega@jornada.com.mx,
jornada@condor.dgsca.unam.mx,
chiapas@sipaz.org,
Gustavo Castro Otros Mundos AC Chiapas <guscastro@otrosmundoschiapas.org>,
enquiries@findhorn.org,
Rosa Barocio <admin@rosabarocio.com>,
Sharon Villines <contact@sociocracy.info>,
Goodbye Nukes <info@icanw.org>,
fromow@servidor.unam.mx,
daniela@icanw.org
fecha: 29 de octubre de 2017, 11:48
asunto: El Dolor y la Esperanza;Documental que relata los primeros días del sismo y la sospechosa incapacidad del gobierno para reaccionar a favor de la gente
enviado por: gmail.com

¿Por que necesitamos otra”-Ocracia”?

Por Gerardo González Miranda

A través de años de estudio y búsqueda, puedo afirmar que la organización humana debe estar en manos de expertos, esto estimula a toda potencia la capacidad de cada individuo para desarrollar su naturaleza. El diseño profundo de cada ser humano es la búsqueda de métodos de vida confortables, amables, prósperos, equitativos y harmoniosos con la vida: cuando la organización humana sigue los descubrimientos tecnológicos y científicos la humanidad crece en paz y armonía.

Resumen de Nosotros la Gente, consentimiento para una Democracia profunda.

Guía para los principios y métodos sociocráticos.

WE THE PEOPLE

CONSENTING TO A DEEPER DEMOCRACY

BY JOHN BUCK AND SHARON VILLINEShttp://www.sociocracy.info/

  • El consentimiento es un sentido sumamente importante para la vida, así entre seres humanos, naciones y organizaciones, consentir la opinión del otro o de los otros establece un principio intrínseco de armonía humana.
  • La toma de decisiones en manos de expertos crean confort en nuestro sistema de vida, un experto también esta abierto al conocimiento constante, esto es in sistema de mejoramiento de vida.

Con estos dos principios podemos comenzar a mejorar nuestro pensamiento enfocado al mejoramiento de nuestra sociedad y nuestros principios filosóficos.

Detrás de la sociocracia existe una gran historia, historia escrita por mentes brillantes, mentes que tuvieron la visión de diseñar una sociedad basada en ser equitativo, en el ser feliz, en el ser armonioso.

Estos principios desde mi perspectiva como ciudadano, debe ser implementado ya como filosofía en los medios y en todo el conglomerado de organización humana.

Con estas breves líneas intento mejorar mi vida y mi sociedad, mi ciudad y mi país.

Con profundo respeto.

 

 

 

 

 

La verdad absoluta – The absolute truth

El niño le dijo a la tierra…Quiero correr, jugar, cantar, amar, crear sin peligros en mi planeta…

ecoaldeaQuiero correr sin fronteras, quiero comidita fresca en todos los caminos, en todas las casas, de todas las frutas…mi tiempo lo quiero dedicar a aprender de mi mismo, lo quiero dedicar a amar a todos los otros niños y niñas de este planeta, deseo jugar, no me pasará nada por que la tierra nos cuida y nos protege, sin embargo, los peligros que han inventado inútilmente los adultos que no son papás con amor; en su afán de tener poder, han creado a seres sin sentimientos, peligros que no me dejan correr libre en las calles, han creado dinero y corrupción; que no nos deja comer lo que queremos, han creado huracanes y tornados con la devastación de los bosques y selvas, han creado enfermedades y armas que usan seres feos que no tienen sentimientos y que no valoran lo que yo siento al jugar, amar, correr y mojarme en este hermoso planeta tierra que el universo creó única y  exclusivamente para que los niños y niñas vivan en paz y armonía con la naturaleza.

Esperando cambiar todo con estas letras, un llamado a que todo sea hermoso, bello, idílico para los niños y niñas de hoy en adelante…

Ya…

Gerardo González Miranda

Cuando me refiero al niño; me refiero al niño o niña, Y: al espíritu de la niñez…

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México.

The children told the earth … I want to run, play, sing, love, create without danger on my planet …
I want to run without borders, I want fresh food on all roads, in all houses, all fruits … my time I want to dedicate myself to learn from myself, I want to dedicate to love all the other children of this planet, I want to play, nothing will happen to me because the earth takes care of us and protects us, however, the dangers that have been uselessly invented by adults who are not parents with love; In their eagerness to have power, have created beings without feelings, dangers that do not let me run free in the streets, have created money and corruption; That do not let us eat what we want, have created hurricanes and tornados with the devastation of forests and jungles, have created diseases and weapons that use ugly beings that have no feelings and do not value what I feel when playing, loving, running And to get wet on this beautiful planet earth that the universe created only and exclusively for children to live in peace and harmony with nature.

Hoping to change everything with these letters, a call to make everything beautiful, beautiful, idyllic for children from now on …

Already…

Gerardo González Miranda

When I refer to the child; I mean the boy or girl, And: the spirit of childhood …

San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Mexico.

Video soporte de telemaíz – Documentaries to suport from telemaiz

La Educación Prohibida – Película Completa HD

Entrevista con Cristina Alonso: Partera

El Primer Grito (Le Premier Cri) Subtitulado Completo

Hábitos para frenar calentamiento global y violencia social: por Gerardo González Miranda

Partos Humanizados: Importancia Social

Como hacer un huerto ecológico orgánico sin deshierbar

Permacultura.Tierra,agua y sol.

Celebration | Playing For Change | Song Around The World
.

Bio Construyendo México Bio arquitectos
para: Cámara de Diputados ,
contacto@radiotvycine.chiapas.gob.mx,
Radio Congreso Chiapas
Cc: OTP InformationDesk ,
visits@icc-cpi.int,
Cencos Comunicación ,
redaccion@aristeguinoticias.com,
Desinformémonos ,
Democracy now epspañol ,
Reportero TeleSUR ,
corteidh@corteidh.or.cr,
ohhdl@dalailama.com,
correo@cndh.org.mx,
Presidencia Limeddh ,
cnnmexico@expansion.com.mx,
radiocongresochiapas@gmail.com,
TPP México Guerra sucia ,
Indignación ,
cidhdenuncias@oas.org,
mexico@unicef.org,
Centro Independiente de Noticias C I N ,
Alvaro González Pérez ,
Hermann Bellinghausen ,
Francisco Barrón ,
help@nytimes.com,
glizarraga27@yahoo.com,
participe@bbc.co.uk,
redacciondigital@elpais.es,
internacional@elpais.es,
haveyoursay@bbc.co.uk,
greenpeace.mexico@greenpeace.org,
cidhoea@oas.org,
Comisión Interamericana de Derechos Humanos ,
John Ackerman ,
Radio Zapatista ,
press@carthagegroup.com,
press@berniesanders.com,
info@rightlivelihood.org,
denuncias@derechoshumanos.net,
fernandez-vega@jornada.com.mx,
jornada@condor.dgsca.unam.mx,
chiapas@sipaz.org,
Gustavo Castro Otros Mundos AC Chiapas ,
enquiries@findhorn.org
fecha: 14 de julio de 2017, 12:47
asunto: La verdad absoluta – The absolute truth (English below) :Videos en línea, videos on line: https://permatelemaiz.wordpress.com/
enviado por: gmail.com

Ciudad de México, al borde de una crisis por el agua

CIUDAD DE MÉXICO — En los días malos se puede oler la pestilencia un kilómetro y medio a la redonda: se esparce a lo largo de autopistas y edificios de oficinas.

En 1900, cuando terminó la construcción del Gran Canal de Desagüe, era visto como el puente de Brooklyn de Ciudad de México, una proeza de la ingeniería y un símbolo de orgullo cívico: medía 47 kilómetros de largo, con la capacidad de mover cientos de miles de litros de aguas residuales por segundo. Prometía resolver las inundaciones y los problemas de drenaje que habían abrumado a la ciudad por siglos.

Solo que no fue así, y casi desde el inicio. El movimiento del canal estaba basado en la fuerza de gravedad. Y Ciudad de México, que se encuentra a 2240 metros por encima del nivel del mar, se estaba hundiendo.

El hundimiento sigue, cada vez más rápido, y el canal es tan solo una víctima de lo que se ha convertido en un círculo vicioso. Con la escasez perpetua del agua, Ciudad de México ha seguido perforando en busca de más, lo que ha debilitado los antiguos lechos de arcilla de los lagos que los aztecas usaron para construir buena parte de la ciudad y lo que ha causado que se derrumbe aún más.

MOUNTTLALOC

GranCanal

Extensión de los sedimentosdel ex lago de Texcoco

SIERRA DE GUADALUPE

CENTRO DELA CIUDAD

PalacioNacional

CIUDAD DE MÉXICO

Las zonas a color muestran qué tan rápido se hundió la tierra entre octubre de 2014 y mayo de 2015

GranCanal

Información no disponible

13 CENTÍMETROS POR AÑO SIERRA DE GUADALUPE

18 CENTÍMETROSPOR AÑO

SE HUNDIÓ 23 CENTÍMETROS POR AÑO

DELEGACIÓNDE IZTAPALAPA

CENTRO DE LA CIUDAD

Palacio Nacional

CIUDAD DE MÉXICO

Información no disponible

Fuente: la información sobre la tasa de subsidencia es de Dr. Andy Sowter en Geomatic Ventures Limited.

Es un ciclo agravado por el cambio climático. Las altas temperaturas y la sequía implican una mayor evaporación y una mayor demanda de agua, lo que incrementa la presión de conseguir agua desde zonas de reserva distantes, a costos exorbitantes, o de drenar todavía más los acuíferos subterráneos y acelerar el colapso de la ciudad.

El hundimiento sigue y es cada vez más rápido; el canal es solo una víctima de lo que se ha convertido en un círculo vicioso.

En el inmenso barrio de Iztapalapa —donde viven cerca de dos millones de habitantes, muchos de los cuales no cuentan con agua corriente— las aceras parecen porcelana rota y 15 escuelas primarias se han venido abajo.

Hoy en día se escribe mucho sobre el cambio climático y el impacto del aumento del nivel el mar en las poblaciones costeras. Pero no solo las costas se ven afectadas. Ciudad de México, ubicada en un valle en el centro del país, es un ejemplo evidente. El mundo ha hecho una enorme apuesta en las capitales sobrepobladas como esta, con un gran número de residentes y economías grandes; la estabilidad del hemisferio parece depender de ellas.

Un estudio predice que un 10 por ciento de los mexicanos entre los 15 y 65 años podrían intentar emigrar al norte como resultado de las altas temperaturas, inundaciones y sequías, que probablemente desplazarían a millones de personas y aumentarían aún más las tensiones políticas sobre migración.

Los efectos del cambio climático son varios, pero una cosa es segura: siempre exponen las grandes vulnerabilidades de las ciudades, exacerbando los problemas que los políticos y los planificadores urbanos suelen ignorar o tratan de esconder bajo la alfombra. Se expanden hacia el exterior, desafiando fronteras.

Ese es el tema central de esta serie: cómo las ciudades responden, o no, a las distintas amenazas climáticas. En todo el mundo, el clima extremo y la escasez de agua aceleran la represión, los conflictos regionales y la violencia. Un informe de la Universidad de Columbia descubrió que en zonas donde disminuyen las lluvias “el riesgo de que los conflictos menores crezcan para convertirse en guerras a gran escala se duplica aproximadamente al año siguiente”. El término que usa el Pentágono para el cambio climático es “multiplicador de amenazas”.

En ningún lugar esto resulta más evidente que en las ciudades. Este es el primer siglo urbano en la historia de la humanidad, la primera vez que hay más gente viviendo en ciudades que nunca, y se predice que tres cuartas partes de la población mundial serán urbanas para 2050. Para entonces, según otro estudio, habrá más de 700 millones de refugiados climáticos.

Para muchas ciudades alrededor del mundo, adaptarse al cambio climático es una vía a la prosperidad a largo plazo. Esa es la buena noticia en lugares donde las sociedades están dispuestas a escuchar. Sin embargo, la adaptación también puede ser costosa y lenta. Puede ir en sentido contrario, a los ritmos de las campañas políticas, y enfrentarse a intereses poderosos y arraigados. Esto es, de hecho, lo que sucedió en Nueva Orleans, que ignoró las innumerables señales de alarma, destruyó protecciones naturales contra las inundaciones como el coral, le dio rienda a los desarrolladores y fracasó en reforzar los diques antes de que el huracán Katrina arrasara con la mayoría de la ciudad.

A diferencia de los embotellamientos o la delincuencia, el cambio climático no es algo que la gente percibe fácilmente. Ciertamente no es algo de lo que los residentes de Ciudad de México hablen todos los días. Sin embargo, es como una tormenta que se aproxima y amenaza con llevar a la ciudad, con su conjunto de problemas, a un punto crítico.

En palabras de Arnoldo Kramer, director de la oficina de Resiliencia de la Ciudad de México: “El cambio climático se ha convertido en la amenaza a largo plazo más grande para el futuro de la ciudad. Y esto es porque está vinculado al agua, la salud, la contaminación del aire, la interrupción del tránsito a causa de inundaciones, la vulnerabilidad de la vivienda por derrumbes, lo cual quiere decir que no podemos empezar a atender ninguno de los problemas reales de la ciudad sin hacer frente a la cuestión climática”.

Hay más en juego que solo la ciudad. Si el cambio climático causa estragos en el tejido económico y social de lugares clave en el mundo como Ciudad de México, advierte el escritor Christian Parenti en su libro Tropic of Chaos: Climate Change and the New Geography of Violence, “ninguna muralla, arma, alambrado, dron armado ni mercenario desplegado de manera permanente podrá salvar a la mitad del planeta de la otra mitad”.

Debido al hundimiento de la tierra, llamado subsidencia, muchos edificios parecen ondular.

Expansión y subsidencia

En el hundimiento de Ciudad de México hay un elemento de realismo mágico. En una glorieta de Paseo de la Reforma, el amplio bulevar central de la ciudad, el Ángel de la Independencia, un símbolo de orgullo mexicano, se posa ante el mar de automóviles desde la cima de una columna.

Los turistas toman fotos sin darse cuenta de que, cuando el entonces presidente mexicano Porfirio Díaz cortó el listón inaugural del monumento en 1910, el monumento descansaba sobre una base a la que se llegaba tras subir nueve escalones no muy altos. Pero, con el transcurso de las décadas, el barrio alrededor del Ángel se hundió, como un océano que se aleja cuando baja la marea, dejando a la deriva poco a poco al monumento. Al final tuvieron que añadirse catorce grandes escalones a la base para que el monumento siguiera conectado a la calle.

En el corazón del centro histórico de la ciudad, la parte posterior del Palacio Nacional ahora se inclina hacia la acera. Algunos edificios parecen dibujos cubistas, con ventanas que se inclinan, cornisas ondeantes y puertas que ya no están alineadas con sus marcos. La catedral metropolitana en el Zócalo, que se ha hundido en ciertas partes durante el siglo pasado, tiene una capilla inclinada y un campanario al que se le insertaron cuñas de piedra durante su construcción, como una calza debajo de la pata de una mesa que se tambalea.

Ciudad de México yace sobre una mezcla de suelo volcánico y lechos de lago de barro.

Loreta Castro Reguera es una joven arquitecta graduada de Harvard que se especializó en la subsidencia del suelo de Ciudad de México. Señaló una calle principal que sale del Zócalo y divide al oriente del poniente, siguiendo la ruta de un antiguo canal azteca.

La ciudad entera se encuentra donde alguna vez hubo una red de lagos. En 1325, los aztecas fundaron su capital, Tenochtitlán, en un islote. Con el tiempo ampliaron la ciudad con rellenos de tiera y plantaron cultivos sobre jardines flotantes llamados chinampas, terrenos de suelo cultivable que se crean con ayuda de balsas de caña y barro. Los lagos proporcionaron a los aztecas una línea de defensa y las chinampas, sustento. La idea: vivir con la naturaleza.

Después, los españoles conquistadores libraron una guerra contra el agua, decididos a contenerla. Desconocían el sistema azteca. Remplazaron las presas y canales con calles y plazas; drenaron los lagos y cortaron los bosques, padeciendo una inundación tras otra, incluyendo una que ahogó a la ciudad durante cinco años seguidos.

“Los aztecas se las arreglaban”, comentó Castro. “Pero tenían 300.000 residentes. Ahora tenemos 21 millones”.

Grabado de cómo era Ciudad de México en el siglo XIX Historical Picture Archive/Corbis, vía Getty Images

Ciudad de México sigue siendo una aglomeración de barrios que en realidad son muchas grandes ciudades una junto a la otra. Durante el siglo pasado llegaron millones de migrantes de la provincia en busca de trabajo. La superficie de la ciudad pasó de abarcar 80 kilómetros cuadrados en los años cuarenta a 7954 kilómetros sesenta años más tarde, tomando en cuenta las zonas conurbadas, un crecimiento que ha dado lugar a una megalópolis vibrante pero caótica compuesta principalmente por desarrollos no planeados y que se extienden con rapidez. Los automóviles ahogan la atmósfera con dióxido de carbono, que induce el calor. Este desarrollo ha acabado casi en su totalidad con los lagos originales y ha mermado los acuíferos subterráneos: ahora un valle donde antes hubo agua en abundancia importa miles de millones de litros de lugares remotos.

El sistema para trasladar el agua hasta aquí es un milagro de la ingeniería hidráulica moderna. No obstante, es también una hazaña descabellada, consecuencia del hecho de que la ciudad no cuenta con la capacidad a gran escala para reciclar aguas negras ni para recolectar agua de lluvia, por lo que se ve obligada a expulsar la impactante cantidad de más de 700 mil millones de litros de aguas residuales y de lluvia por desagües paralizados como el Gran Canal.

Ahora la capital del país importa casi el 40 por ciento de su agua de fuentes remotas, para después desperdiciar más del 40 por ciento del agua que corre a lo largo de sus aproximadamente 12.000 kilómetros de tuberías debido a fugas y ordeña. Sin olvidarnos de que bombear esta agua hacia las montañas consume casi la misma cantidad de energía que la que expende toda la ciudad de Puebla, con una población de alrededor de un millón y medio de personas.

Incluso con tales hazañas hidráulicas, el gobierno reconoce que casi el 20 por ciento de los residentes de Ciudad de México –los críticos dicen que la cifra es aún mayor— todavía no pueden contar con agua corriente en los grifos de sus hogares. Para algunos residentes, el agua llega una vez a la semana o no llega en varias semanas y, en ciertos casos, el líquido que sale del grifo no es más que un fango amarillento. Hay quienes tienen que contratar camiones para que lleven agua potable a un costo que a veces es exponencialmente más elevado que lo que muchos residentes pudientes acaban pagando en barrios mejor abastecidos.

Varios habitantes dependen de la distribución del agua en camiones llamados pipas.
Una pipa en el barrio San Andrés Totoltepec

El encargado de supervisar el suministro de agua de la capital es un hombre delgado y paciente, con el aire cansado de un general de guerra: Ramón Aguirre Díaz es director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México y habla con inusual franqueza sobre los peligros que se avecinan.

“Se espera que el cambio climático tenga dos efectos”, señaló. “Esperamos lluvias más fuertes e intensas, lo cual significa más inundaciones, pero también sequías más prolongadas y fuertes”.

Si deja de llover en las presas de las que la ciudad se abastece, dijo, “vamos a enfrentar un desastre potencial. No hay cómo contar con suficientes camiones de agua para lidiar con un escenario como ese”.

“Si tenemos los problemas que han tenido California y São Paulo”, agregó, “existirá la seria posibilidad de que haya disturbios”.

El problema no solo es que los acuíferos se estén agotando. Ciudad de México yace sobre una mezcla de suelo volcánico y lechos de barro de los lagos. Áreas como el centro histórico se encuentran sobre arcilla. Otras delegaciones se construyeron sobre terrenos volcánicos.

Los suelos volcánicos absorben agua y la depositan en los acuíferos. Son estables y porosos. Imaginemos una cubeta llena de canicas. Uno puede verter agua en la cubeta y las canicas apenas se moverán. Si uno mete un popote en la cubeta para extraer el agua, las canicas seguirán sin moverse. Durante siglos, antes de que la población se multiplicara, el suelo volcánico garantizó que la ciudad tuviera agua subterránea.

Parte de la crisis actual surge porque ahora hay desarrollos urbanos sobre la mayor parte de esta tierra porosa, incluyendo largos tramos que la ciudad supuestamente había reservado para la agricultura y la protección, denominados “suelo de conservación”. Así que la tierra porosa se encuentra sepultada bajo concreto y asfalto, lo que evita que la lluvia se filtre hacia los mantos acuíferos, ocasionando inundaciones y creando “islas de calor” que elevan las temperaturas aún más y que solo aumentan la demanda de agua.

Ahora imaginemos capas de plástico. A nivel molecular, el barro actúa un poco como eso. No absorbe el agua en realidad. En cambio, el agua se asienta entre las capas. Cuando el agua se drena, las capas pueden colapsar y fracturarse. Si toda la superficie de Ciudad de México estuviera construida sobre barro, por lo menos se hundiría al mismo ritmo y “el hundimiento sería una anécdota”, dijo Aguirre.

Sin embargo, debido a que la ciudad está construida sobre una mezcla de arcilla y suelo volcánico, se hunde de forma irregular, ocasionando fisuras impresionantes y peligrosas.

En Iztapalapa, Pedro Moctezuma Barragán, director del Centro para la Sustentabilidad Incalli Ixcahuicopa de la Universidad Autónoma Metropolitana, descendió hacia una especie de barranco donde una calle se había desplomado. Lleva años estudiando el problema. Dijo que 15.000 hogares en el área presentaban daño a causa del hundimiento del suelo.

El Gran Canal de Desagüe prometía resolver las inundaciones y los problemas de drenaje que habían abrumado a la ciudad por siglos.

‘El centro de la vida de las mujeres’

En las profundidades debajo del centro histórico, el agua extraída de los mantos acuíferos ahora puede terminar más allá de los límites de la ciudad, en Ecatepec, en una de las estaciones de bombeo más grande a lo largo del Gran Canal. La bomba, acabada en 2007, se construyó para mover 40.000 litros por segundo, agua que ahora necesita ser elevada de donde el canal se ha hundido, simplemente para continuar su camino.

El hombre a cargo de esta hercúlea labor es Carlos Salgado Terán, jefe de la unidad departamental de drenaje zona A en Ciudad de México, un funcionario serio que viste una camisa verde fuerte almidonada. Según Salgado, hoy el Gran Canal trabaja a solo un 30 por ciento de su capacidad debido a la subsidencia. Admitió que es una lucha titánica responder al ritmo del declive de la ciudad. Partes del canal a lo largo de Ecatepec se han hundido alrededor de 1,82 metros más desde la construcción de la planta, dijo.

Me llevó a hacer un recorrido una mañana. El canal está al descubierto, un río pestilente de aguas negras que eructa metano y ácido sulfúrico. Edificios de apartamentos, pintados de colores muy alegres, rodean la ribera. Vi un triciclo en un estacionamiento cercano a donde las máquinas gigantes y ruidosas de la estación producían enormes cantidades de una espuma blanca y aceitosa que cubría las aguas negras.

El canal opera al 30 por ciento de su capacidad.
Parte del canal corre por debajo de avenidas.

Salgado preguntó si quería un recorrido por los filtros. “El olor puede ser insoportable y es muy insalubre”, me advirtió.

Me dirigí en vez a Tlalpan, en el lado opuesto de la ciudad. Ahí es donde Claudia Sheinbaum, exsecretaria local de Medio Ambiente que desarrolló la primera estrategia de acción climática de la ciudad, es ahora jefa delegacional. Sheinbaum puede ser un poco impaciente y defensiva, el comportamiento de alguien que lleva a cabo una misión imposible.

“Con el cambio climático la situación solo empeorará”, dijo. Un clima más cálido solo agudizará los problemas de la ciudad con la contaminación, en especial, el ozono. Las ondas de calor implican crisis sanitarias y un aumento de los costos del cuidado de la salud en una ciudad donde no es común que haya aire acondicionado en los barrios pobres. Sheinbaum secundó lo que Aguirre había dicho sobre la amenaza de la sequía.

“En efecto”, afirmó, “no estamos preparados para una sequía”.

En Tlalpan, camiones enormes llamados “pipas” y que prometen “Agua Potable” se amontonaban al lado de la carretera. Desde un edificio de bloques de hormigón, pintado de rojo, lleno de grafitis y coronado con alambre de púas, brotaban dos tubos largos y angulados conectados a dos mangueras colgantes.

Estas tuberías se hunden 300 metros para llegar hasta un manto acuífero. Los camiones, uno tras otro, esperan su turno para llenarse al colocarse debajo de las mangueras.

Este es el lugar que provee de agua a los residentes de Tlalpan cuando esta no sale de sus grifos. Se necesitan más de 500 viajes al día para satisfacer a los ciudadanos de esta delegación. Juan José López, el representante delegacional en el pozo, distribuye encargos desde un escritorio lleno de las órdenes que los residentes presentan ante las oficinas del gobierno local. Los conductores de las pipas esperan a recibir sus encargos desde una ventanilla, cual restaurante de comida rápida.

“La bomba siempre está trabajando”, dijo López. “Por lo menos el agua sigue siendo buena”.

Al este, en Iztapalapa, algunos pozos extraen un líquido contaminado con minerales y químicos. Habitantes furiosos esperan en fila toda la noche para pedir pipas a los conductores, quienes algunas veces provocan que se enfrenten familias desesperadas para ver cuál paga el soborno más cuantioso.

Fernando González, que ayudó a administrar el suministro de agua de Iztapalapa durante 32 años, me contó que los efectos del agua contaminada en la salud quedan perfectamente claros para los residentes cuyos hijos desarrollan sarpullidos con regularidad y cuyos abuelos padecen de colitis.

En algunos casos, la entrega de la pipa puede extenderse de tres a treinta días, lo que obliga a los residentes a quedarse en casa todo el tiempo, ya que los pedidos se cancelan si no hay nadie cuando lleguen los camiones.

“El agua se convierte en el centro de la vida de las mujeres en lugares donde hay un problema de abasto grave”, señaló Mireya Imaz, directora de un programa de estrategias para la sustentabilidad en la Universidad Nacional Autónoma de México. “Las mujeres en Iztapalapa pueden pasar toda la noche esperando a pedir las pipas, después tienen que estar en casa para la llegada de los camiones y algunas veces se suben al camión con los choferes para asegurarse de que entreguen el agua, la cual no siempre es la opción más segura”.

“Para muchas mujeres pobres resulta imposible trabajar fuera de casa”, comentó. “Todo el sistema se agrava por la corrupción”.

Eso fue justo lo que escuché al hablar con las mujeres de Iztapalapa.

Virginia Josefina Ramírez Granillo, de 75 años, estaba de pie en el patio de un centro comunitario en San Miguel Teotongo, un barrio en un extremo de la delegación, al lado de un mural que mostraba a una mujer usando un lavadero para la ropa con ayuda de un grifo del que corría agua.

“Nos formamos a las tres de la mañana para la pipa”, dijo Ramírez, señalando hacia un lugar distante desde donde llegaban los camiones. “Esperamos durante horas para tener agua que no nos dura una semana, y por lo general no hay pipas suficientes. Algunas veces hay violencia. Las mujeres venden sus lugares en la fila. Si uno es del partido político equivocado, no le dan agua. Hay que demostrar su afiliación partidista o la credencial de elector”.

La gente en los barrios ricos del otro lado de la ciudad “no tiene que molestarse en pensar en el agua”, añadió. “Pero para nosotros es algo en lo que pensamos todo el día, todos los días”.

Un niño en Xochimilco junto a un tambo de agua

Una pipa y dos burros

Existen lugares en Ciudad de México a donde ni las pipas llegan, donde unas cuantas hectáreas descuidadas representan la precariedad de todo el sistema de aguas y, por extensión, de toda la ciudad.

Diana Contreras Guzmán vive en las colinas de la delegación de Xochimilco, donde las calles se levantan casi en vertical y los senderos de tierra conducen a chozas hechas de lámina corrugada, bloques de hormigón y cartón. Contreras es una joven madre soltera que comparte una casa de una habitación con nueve parientes. El padre de Contreras y tres de sus hermanos son trabajadores de limpieza. Su hermana trabaja en una oficina. Para tomar el autobús que los lleva al trabajo, a más de un kilómetro tras bajar una colina, deben salir de la casa a las 4:30 de la mañana. La mayoría de los días, Diana Contreras se queda a cargo de cuatro niños pequeños y, además, debe lidiar con el problema del agua.

Una vez a la semana, llega una pipa a distribuir agua más arriba, donde la calle está pavimentada. Cuando eso ocurre, Contreras, una mujer pequeña y esbelta, pasa dos horas subiendo y bajando la colina, siete veces en total, mientras carga 40 litros de agua en cada viaje de regreso. Algunas veces Josué y Valentina, dos de los niños, tratan de ayudar, arrastrando botellas de 2 litros. Contreras no puede dejar la casa sola por mucho tiempo, dijo, en caso de que alguien se robe el agua de su cisterna.

Diana Contreras Guzmán y su familia gastan más del 10 por ciento de sus ingresos en consumo de agua.

Paga 25 centavos de dólar por alrededor de 380 litros de una pipa. Sin embargo, dicha cantidad no es en absoluto suficiente para proveer de agua a su familia. Así que diariamente también le paga a Ángel, un vecino de 73 años que tiene un par de burros llamados Reno y Conejo. Los burros hacen una marcha ardua con contenedores de plástico, cuatro a la vez, que se llenan con agua de un pozo en la falda del cerro.

La familia de Contreras gana 12.000 pesos (600 dólares) al mes. Tiene que gastar más del diez por ciento de su ingreso en agua, con lo que pueden comprar menos de 38 litros de agua por persona al día.

Al oriente, un residente promedio de un barrio acaudalado de la ciudad, ubicado más cerca de los depósitos de agua, consume casi diez veces más litros por persona al día, según expertos. Sin embargo, esa persona paga una décima parte de lo que Contreras desembolsa por sus 38 litros.

Los burros llevan el agua hasta donde no llegan las pipas.

“¿Hay algún otro indicador más claro de que todo lo que tiene que ver con el agua en esta ciudad se reduce a desigualdad?”, preguntó David Vargas, quien, junto con Enrique Lomnitz fundó la empresa Isla Urbana. Esta produce sistemas de recolección de agua de lluvia de bajo costo y han instalado varios sistemas de recolección de agua en hogares del área de Contreras.

Le hice la pregunta posada por Vargas a Tanya Müller García, la secretaria del Medio Ambiente de la ciudad. “Estamos continuamente rompiendo récords de meses calurosos”, dijo, tras entregarme un informe sobre los planes de sostenilidad de la Ciudad de México. Este contiene predicciones como que, para 2080, la temperatura promedio en la capital habrá aumentado varios centígrados y las precipitaciones anuales disminuirán un 20 por ciento.

Müller se mostró a la defensiva en cuanto a la incapacidad de la ciudad de proveer agua potable a cada residente, e insistió que la cantidad de personas sin agua era exagerada. Dictó una lista de nuevos programas cuya finalidad es combatir la contaminación, conservar los espacios verdes y reducir la demanda de automóviles al mejorar el transporte público.

Esta ciudad está llena de gente brillante con buenas ideas, como un plan para crear un fondo de agua, de tal modo que las empresas que utilicen grandes cantidades del suministro de agua paguen para mejorar los servicios en zonas menos privilegiadas. Otro plan concibe un parque público que serviría a su vez para recolectar agua de lluvia. Y hay una agenda a largo plazo para convertir el aeropuerto, que será remplazado por uno nuevo en otro terreno, en una zona verde de uso mixto.

Mientras tanto, el gobierno federal mexicano se plantea construir un enorme aeropuerto gigante en el lecho seco de un lago, precisamente el peor lugar para su construcción. Recientemente, recortó por completo el presupuesto federal para reparar las tuberías de la ciudad, así como el metro y otra infraestructura crítica. Se trata, en parte, llanamente de política. El jefe de gobierno de Ciudad de México ha hablado sobre postularse a la presidencia. El gobierno actual no quiere hacerle ningún favor. Al mismo tiempo, las autoridades federales tienen su propia agenda y promocionan nuevas carreteras y el crecimiento urbano.

La desconexión entre los funcionarios locales y federales no es exclusiva de México. Suele pasar que las grandes ciudades salen perjudicadas cuando políticos estatales y federales atienden a un electorado distinto, como si a fin de cuentas las consecuencias no fueran desastrosas para todos.

“Tiene que haber un consenso, de científicos, políticos, ingenieros y la sociedad civil en lo que respecta a la contaminación, el agua y el clima”, enfatizó Sheinbaum, la exsecretaria del Medio Ambiente capitalina. “Tenemos los recursos, pero falta la voluntad política”.

Resulta que la misma Sheinbaum vive en una casa en donde solo sale agua de la llave dos veces al mes.

Ella también solicita pipas para que vayan a llenar su cisterna.

Ciudad de México sigue siendo una aglomeración de barrios que en realidad son muchas grandes ciudades una junto a la otra.

Carta a nuestros niños y niñas

En este tiempo, en donde verdaderos villanos políticos y multimillonarios necesitan de la guerra, del narco, de las armas, de los muros, del engaño, del fut-bol, del abuso, de la policía, del chantaje, de televisa y de la manipulación para gobernar:

Millones de niños y niñas pierden la esperanza de vida, miles de padres y madres de estos niños son culpables de ignorancia, sí: de ignorar la avaricia y el engaño de las políticas que no generan un futuro de bienestar a las próximas generaciones.
Ignorar la cortina de humo que forma el estado con su máquina de engaños, ignorar en este momento el inmenso dolor humano mayormente representado por niños hace culpable a aquel padre y madre de familia que por negligencia no pudo darse cuenta que el estado en este momento está condenando la vida de miles de niños y niñas, también está condenando a aquellos seres humanos que todavía no nacen, ignorando las necesidades básicas e inminentes de un mundo en donde podemos nacer en paz, crear en paz, hablar en paz, se trata de civilizar nuestros entornos, se trata de buscar y encontrar mejores niveles de vida de la única manera posible: En línea y en congruencia con la tierra.
La enseñanza debe ser un derecho de todos y cada uno de los niños y niñas del planeta, una enseñanza basada en las necesidades de los niños y niñas.
Los presidentes y expresidentes dependen de la violencia y confusión para tener impunidad y la educación científica, lúdica y ecológica se presenta como el primer enemigo de la corrupción, de la violencia y de la decadencia humana.
Por ello exijo educación científica, lúdica y ecológica para todos los seres humanos más pequeños y vulnerables de nuestra sociedad.
Atenmamente: Gerardo González Miranda

Referencia:
La Educación Prohibida – Película Completa HD
Sinopsis:
La escuela ha cumplido ya más de 200 años de existencia y es aun considerada la principal forma de acceso a la educación. Hoy en día, la escuela y la educación son conceptos ampliamente discutidos en foros académicos, políticas públicas, instituciones educativas, medios de comunicación y espacios de la sociedad civil.Desde su origen, la institución escolar ha estado caracterizada por estructuras y prácticas que hoy se consideran mayormente obsoletas y anacrónicas. Decimos que no acompañan las necesidades del Siglo XXI. Su principal falencia se encuentra en un diseño que no considera la naturaleza del aprendizaje, la libertad de elección o la importancia que tienen el amor y los vínculos humanos en el desarrollo individual y colectivo.

A partir de estas reflexiones críticas han surgido, a lo largo de los años, propuestas y prácticas que pensaron y piensan la educación de una forma diferente. “La Educación Prohibida” es una película documental que propone recuperar muchas de ellas, explorar sus ideas y visibilizar aquellas experiencias que se han atrevido a cambiar las estructuras del modelo educativo de la escuela tradicional.

Más de 90 entrevistas a educadores, académicos, profesionales, autores, madres y padres; un recorrido por 8 países de Iberoamérica pasando por 45 experiencias educativas no convencionales; más de 25.000 seguidores en las redes sociales antes de su estreno y un total de 704 coproductores que participaron en su financiación colectiva, convirtieron a “La Educación Prohibida” en un fenómeno único. Un proyecto totalmente independiente de una magnitud inédita, que da cuenta de la necesidad latente del crecimiento y surgimiento de nuevas formas de educación.

Sumate a: http://blog.reevo.org

Cámara de Diputados
Cc: OTP InformationDesk ,
visits@icc-cpi.int,
Cencos Comunicación ,
redaccion@aristeguinoticias.com,
Desinformémonos ,
Democracy now epspañol ,
Reportero TeleSUR ,
corteidh@corteidh.or.cr,
ohhdl@dalailama.com,
correo@cndh.org.mx,
Presidencia Limeddh ,
cnnmexico@expansion.com.mx,
radiocongresochiapas@gmail.com,
Radio Congreso Chiapas ,
TPP México Guerra sucia ,
contacto@radiotvycine.chiapas.gob.mx,
Indignación ,
cidhdenuncias@oas.org,
mexico@unicef.org,
Centro Independiente de Noticias C I N ,
Alvaro González Pérez ,
Hermann Bellinghausen ,
Francisco Barrón ,
help@nytimes.com,
glizarraga27@yahoo.com,
participe@bbc.co.uk,
redacciondigital@elpais.es,
internacional@elpais.es,
haveyoursay@bbc.co.uk,
greenpeace.mexico@greenpeace.org,
cidhoea@oas.org,
Comisión Interamericana de Derechos Humanos ,
John Ackerman ,
Radio Zapatista ,
press@carthagegroup.com,
press@berniesanders.com,
info@rightlivelihood.org,
oficina@rosabarocio.com,
denuncias@derechoshumanos.net,
fernandez-vega@jornada.com.mx,
jornada@condor.dgsca.unam.mx

Liderazgo humano, mujeres, parteras, padres y madres de familia

Todo lo que gira alrededor del sistema político actual es verdaderamente obsoleto, ejércitos, armas, narcos; y dentro del sistema demagógico;  deportes (televisados como los de chivas -vs- cruz azul, cuales en cada partido cada jugador gana un salario que ridiculiza los estudios en naturaleza y en ciencias sociales), entretenimiento basura, publicidad basura de productos tóxicos para el ser humano y para la tierra.

¿En donde quedo el principio más básico y fundamental para formar una sociedad sana y consciente, en pleno desarrollo, pensante y sabia?
Solo en Chiapas, México existen más de 200 mil niños en extrema pobreza y precariedad. En México tenemos un muy grave problema de maltrato infantil, abusos, precariedad y pobreza extrema, millones de niños y niñas día con día trabajan boleando zapatos o trabajando en semáforos, y por el otro lado inverosímil, políticos hablan de militarizar para detener la violencia, cuando la única manera de detener la violencia: y es un hecho inminente para erradicarla del planeta; es educando con calidad, darle un trato amable y amoroso a cada ser humano y esto implica un trato amable y amoroso desde antes de nacer.
El sistema político, económico actual, cual llamamos capitalista, no sirve para crear sociedades pacíficas, pensantes, sabias y amorosas, el capitalismo se rige por intereses capitales, incluyendo la guerra, la violencia; corrupción y demagogia; sirven perfectamente a líderes que más bien han sido formados por un sistema de medios que no sirve al ser humano como ser en relación con la tierra y su naturaleza, más bien sirve al dinero y, el dinero (grandes capitales) y el desarrollo humano verdadero son enemigos acérrimos, la paz, la ecología, la sustentabilidad, la humanización de las cosas y de los métodos de vida se presentan como el más grande enemigo del capitalismo y de sus políticos y “líderes”, de sus multibillonarios y de las multinacionales, que sobre todas las cosas (incluyendo vidas humanas y necesidades básicas) necesitan vender, vender, vender.
El comercio justo, los productos orgánicos, la permacultura, los métodos sociocráticos, son temas prohibidos en la política económica mundial actual. Esto debe cambiar.
El nacimiento de un bebé en México y en la mayor parte del mundo es tan difícil y carente de las necesidades básicas que se ha convertido en un acto protocolario seco, duro casi precario y no amoroso:
El acto más importante en la vida de una mujer está enterrado por los políticos actuales, por conveniencias económicas y de poder, al mismo tiempo en que el verdadero humanismo sigue siendo escondido por las grandes empresas multinacionales de comunicación…Debemos solucionar los problemas con soluciones reales.

Soluciones reales para vivir en paz: Partos humanizados y con delfines, el principio de nuestras sociedades

Soluciones reales para vivir en paz: Partos humanizados y con delfines, el principio de nuestras sociedades

partopdelfin

La fundación de la sociedad humana debe partir de nuestros principios, desde antes de nacer debemos ser tratados con amor y que la madre reciba tratos amorosos y adecuados para el embarazo.

Desde la perspectiva de la paternidad; la maternidad debe recibir acompañamiento y tranquilidad, el padre debe estar tranquilo y relajado para ser un buen acompañante durante y después del embarazo y durante toda la vida.

Sin embargo y muy dolorosamente la apuesta política es totalmente inversa, los políticos actuales deforman la educación y el entretenimiento infantil para que de grandes los seres humanos sean violentos y con posibilidades de ser reclutados en el ejército o policía, esto debe cambiar, nuestra sociedad actual está en grave peligro de auto destruirse, esto porque los medios de comunicación, periodistas, intelectuales, gente con influencia olvida o esconde los principios básicos de una sociedad, el nacer; tener derecho a nacer con todo el amor y la ternura que se necesita en un parto humanizado, y; posteriormente: el bebé debe ser tratado con amor y dulzura y de niño, educado a través de las ciencias, ecología y todas las materias que le hagan ser sensible y sabio, pero esto está totalmente roto, manipulado y contaminado por la política económica y “social” actual.

Solo así podemos evolucionar, dejar de ser una especie con usos y costumbres que asoman a la violencia, competencia y degeneración de la maternidad, de la paternidad, de la educación sensible y no competitiva, es ahora en donde los grandes periodistas que deben su espíritu a un cambio real en nuestras sociedades difundan más que nunca la importancia de nacer humanizadamente y ser educado sensiblemente, solo así, estos gobiernos demagógicos, corruptos y con una doble moral perfectamente bien diseñada pueden dejar de existir y dar paso a otro sistema diferente de vida, en donde todos los seres humanos tengan las mismas recursos culturales y científicos para desarrollar un sistema saludable de organización, en donde todos los niños del mundo realmente sean felices a través de educación lúdica:

Cuando reviso las guías de estudios de mi hijo en segundo de primaria observo que es muy violenta la educación, competitiva, se repite mucho la palabra guerra, realmente lo que hace la SEP ahora no es educar, más bien manipular a los seres más pequeños de nuestra sociedad para que sean competitivos, violentos y carentes de toda herramienta científica para el desarrollo pleno emocional, espiritual y colectivo y si a esto le aumentamos la violencia de la televisión abierta nuestros hijos están plenamente expuestos a contaminación. 

Esto debe cambiar, espero de todo corazón que los periodistas de arriba encuentren la manera de cambiar y denunciar a través de soluciones tan inminentes como el derecho a nacer amorosamente y con todas las comodidades y necesidades que una madre necesita al parir; el padre como la madre necesitan; el  tener una paternidad tranquila y que los niños reciban sensibilidad, sabiduría y equidad a la hora de ser educados. 

Sufrir de persecución o inquisición por buscar un mundo mejor debe cambiar, los científicos de hoy sufrimos del desprecio de mucha gente por proponer mejores maneras de vivir, sufrimos una persecución escondida y constante de parte de los gobernantes que; viven, se mantienen y siguen a través de la insensibilidad que ellos mismos han impuesto en nuestras sociedades y familias; gobernantes que han sido puestos por las grandes corporaciones y sus dueños, esto debe cambiar ya, no puede esto seguir más en pleno año 2016.

Gerardo González Miranda

El Primer Grito, es un documental de Gilles de Maistre, que nos muestra una visión global del mundo sobre el nacimiento, la preparación de las mujeres en las diferentes culturas, desde un parto acuático asistido por delfines en México, hasta un parto en el desierto por los Tuaregs. Así mismo, nos muestran los diferentes rituales ancestrales en contra parte a la tecnología en las sociedades occidentales. Es un documental que sacude y emociona profundamente, dando una visión global de las diferentes practicas actuales para recibir al ser humano.

La Educación Prohibida – Película Completa HD

https://permatelemaiz.wordpress.com/

https://permatelemaiz2.wordpress.com/

https://telefrenacalentamiento.wordpress.com/

https://bioconstruyendomx.wordpress.com/

https://telemaizpartos.wordpress.com/